Posted by on Dic 3, 2012 in |

Los visitantes de la instalación de Dieciséis pájaros desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de sus componentes robóticos: un sistema de visión computarizada detecta la presencia de personas en el espacio de la instalación, que comienza un proceso de transformación de las dieciséis masas inertes de tela blanca que cuelgan del techo en estructuras con forma de pájaro. Una vez inflados, se animan mediante un sistema neumático, y comienzan a mover sus alas puntiagudas y extendidas en un movimiento de vuelo coordinado. Cuelgan a la altura de los ojos, por lo que sus elegantes movimientos y la sugerencia de que pueden ofrecer nuevas respuestas, resultan muy atractivos para los visitantes que se acercan a verlos de cerca. En ese momento es cuando la metáfora de los Dieciséis pájaros entra realmente en acción: cuando el espacio se llena con muchos espectadores, el pájaro más próximo a ellos se desinfla. Poco después, el sistema se detiene por completo. Una tras otra, las figuras vuelven a su inerte estado inicial. La forma biomimética de los pájaros muestra una posición muy ecologista, que otras características de esta obra no vienen si no a reforzar. Por ejemplo, en la primera exposición de Dieciséis pájaros, la configuración del grupo escultórico en su conjunto sugería el flujo del río local, amenazado por un desarrollo urbanístico excesivo. MacMurtrie ha sido el director artístico de Amorphic Robot Works (ARW) desde 1991, un grupo de artistas e ingenieros que recientemente han colaborado con MacMurtrie para desarrollar la tecnología de los “Inflatable Bodies” (“Cuerpos hinchables”) que le han permitido pasar de un arte basado en metales y madera a una expresión artística de formas flexibles y ligeras. Dieciséis pájaros es la primera instalación de múltiples partes que emplea esta tecnología; poco importa que hablemos de robots o esculturas, cuando nos situamos frente a estas formas capaces de transmitir estas cualidades vitales tan sutiles.

Sobre el autor

Chico MacMurtrie nació en Nuevo Méjico en 1961. Estudió Bellas Artes en la Universidad de Arizona y cursó un máster en Nuevas Formas y Conceptos en la Universidad de California, Los Ángeles. Desde 1989, MacMurtrie ha expuesto en más de 20 países con la ayuda de las subvenciones concedidas por más de 15 agencias nacionales, locales e internacionalesl, y de 30 empresas patrocinadoras. Entre sus premios se incluyen cinco subvenciones del National Endowment for the Arts y su obra ha aparecido en numerosos reportajes y escritos internacionales que incluyen Pandemonium de la BBC, The Next Step de Discovery Channel y el libro Escape Velocity: Cyberculture at the End of the Century de Mark Dery.
Chico es el director artístico de Amorphic Robot Works (ARW), un colectivo de artistas e ingenieros fundado en 1991 que le ayudan a realizar su trabajo. Desde entonces, sus investigaciones han dado como resultado la creación de más de 250 esculturas mecánicas que adoptan formas tanto antropomórficas como abstractas.