Posted by on Nov 30, 2012 in |

Silent Barrage cuenta con un “cerebro biológico” conectado a un “cuerpo” por vía telemática y tiene un funcionamiento similar al de los seres humanos: el cerebro procesa la información sensorial que recibe y, después, junto con el cuerpo, se expresa mediante el movimiento y la realización de marcas. Sin embargo, este funcionamiento aparentemente similar se oculta tras un marco científico y conceptual de mayor sofisticación que tendrá que ser interpretado por el público de forma gradual. El cerebro consiste en una red formada por neuronas de embriones de rata cultivadas en placa de Petri en un laboratorio de Atlanta, Georgia, que muestra la actividad frenética del tejido nervioso típica en los cultivos de neuronas. Esta red neural está conectada a electrodos de conexión neural que recogen y envían información de y hacia las neuronas. Los treinta y seis postes robóticos que componen el cuerpo viven en el espacio de exposición que se les asigne a modo de hogar temporal. Los postes disponen de sensores que detectan la presencia de las personas que entren en la sala. El sistema recoge información del entorno y la transmite por Internet. Los electrodos leen estos datos y, en consecuencia, se estimulan, ejercitan o relajan determinadas partes del cerebro, dependiendo del área de la red neuronal a la que fuera dirigida la orden. Posteriormente, el comportamiento de los robots servirá para descifrar el mensaje enviado por las neuronas -los anillos mecánicos colocados alrededor de cada poste se mueven a varias alturas y hacen marcas en el papel que los envuelve-, cerrando un ciclo de actividad dispersa. Silent Barrage es una obra de arte interactiva única porque integra actividad de tejido neural vivo en el proceso. Esta propuesta ha alterado, complicándolo de forma radical, el modo en que entendemos la correlación entre microcomponentes biológicos y macroactividades de movimiento, entre la percepción sensorial y la interpretación.

Sobre los autores

Guy Ben-Ary es un artista que desarrolla su trabajo en el área del arte y la biología. Actualmente vive y trabaja en Australia Occidental. Desde 2000 Guy es artista residente de SymbioticA, The Art & Science Collaborative Lab. Es el director de CELLCentral (una instalación de microscopía) en la School of Anatomy and Human Biology, UWA. Está especializado en microscopía, formación de imágenes biológicas y digitales y visualización artística de datos biológicos. Su principal área de investigación se centra en la cibernética y la interfaz entre el material biológico y la robótica. Es miembro del equipo de investigación de SymbioticA, que desarrolló el proyecto “MEART – the semi living artist” (http://www.fishandchips.uwa.edu.au). Colaboró con el proyecto Tissue Culture & Art durante 4 años (1999 – 2003). Guy fue invitado en el primer semestre de 2006 a ser investigador residente en el laboratorio de neuroingeniería de Georgia tech, Atlanta (EE.UU.), donde trabajó con Phil Gamblen y el Dr. Steve Potter en el desarrollo de la siguiente generación de MEART. También forma parte de BioKino, que está desarrollando la pantalla viviente “living screen”, teoría que investiga la interfaz entre el bioarte y el cine usando tejidos y células vivos como pantalla de proyección de nanopelículas (500 micrones cuadrados). El año pasado, Guy trabajó en el desarrollo de su nueva entidad cibernética, Silent Barrage, que recientemente se presentó en NYC y Ars Electronica.

Phil Gamblen nació en el Reino Unido en 1964 y en 1966 emigró con su familia a Canadá, donde residió hasta 1989.  Durante ese tiempo se formó y trabajó como tallador de piedras preciosas en Toronto a lo largo de la década de los 80.  En 1991, después de pasar dos años viajando, se trasladó a Australia y se estableció cerca de Perth, Australia Occidental, donde actualmente reside. Se graduó en la Claremont School of Art en 1996 y en la Curtin University of Technology en 1998, consiguiendo el título de Licenciado en Bellas Artes, con honores en la especialidad de Escultura.
Desde que se graduó, Gamblen se ha dedicado a sus prácticas artísticas y a realizar colaboraciones. En general, la mayor parte de su trabajo es cinético en su forma e implica el uso de sencillos mecanismos y electrónica. Como cada vez utiliza más la robótica en su arte, ha ido perfeccionando su destreza en la fabricación de maquinaria y sistemas de control electrónico.
Gamblen es investigador asociado honorario en la School of Anatomy & Human Biology, UWA, y desde 1999 trabaja como artista residente en SymboticA, The Art & Science Collaborative Lab donde ha colaborado con otros artistas y científicos en proyectos de arte basados en la biología. Los dos más importantes, “MEART – The Semi-Living Artist” (www.fishandchips.uwa.edu.au), se han expuesto en numerosas exposiciones y festivales nacionales e internacionales durante los últimos seis años. En 2006 Gamblen fue investigador asociado en el laboratorio de neuroingeniería de Steve Potter, en el Georgia Institute of Technology, Atlanta (EE.UU.). Allí, en colaboración con Guy Ben-Ary, Douglas Bakkum y el Dr. Steve Potter, desarrolló Silent Barrage, que recientemente se presentó en NYC y Ars ELectronica.

Steve Potter ha colaborado con Guy Ben-Ary y Phil Gamblen en SymbioticA desde el año 2002. Es neurocientífico en el laboratorio de neuroingeniería de Georgia Tech, Atlanta. Su equipo trabaja con redes de células cerebrales de embriones de rata cultivados en placas de cultivo dotadas con 60 electrodos que actúan como interfaz neuronal. Los grupos de electrodos envían datos sensoriales, en forma de impulsos eléctricos, a las redes neuronales del cultivo y reciben las respuestas de las redes y las utilizan para controlar los movimientos de un robot. Con su paradigma de redes de cultivos, el equipo de Potter está estudiando el aprendizaje y la memoria en un animal simplificado cuyo cerebro se puede estudiar en detalle bajo el microscopio mientras su cuerpo actúa en otro lugar.
El laboratorio de Potter es interdisciplinar e incluye cultivos de células, electrofisiología con múltiples electrodos, informática, microscopía óptica e inteligencia artificial. Potter se licenció en Bioquímica por la UC San Diego en 1987, y se doctoró en Neurobiología por la UC Irvine en 1993. Durante sus investigaciones postdoctorales en Caltech desarrolló y perfeccionó herramientas para estudiar redes vivas, como el microscopio multifotón de barrido láser, la generación de imágenes de señales neuronales a alta velocidad y métodos de cultivo de células neuronales. Es profesor asociado en el Coulter Department of Biomedical Engineering en la Emory University y Georgia Tech, y da clases de neuroingeniería y neurociencia.
El equipo de Potter ha desarrollado hardware, software y técnicas para entrenar wetware con estímulos sensoriales artificiales que se transmiten a las redes vivas a través de las placas de cultivo con matrices de múltiples electrodos.