Posted by on Dic 3, 2012 in |

En Propagaciones, Leandro Nuñez ha materializado uno de los arquetipos de la Vida Artificial, el autómata celular, creado por John Conway en 1970. Comúnmente llamado Game of Life, fue a su vez inspirado por las máquinas autoreproductoras de John von Neumann. La realización original de Conway fue física, compuesta de hojas de papel en el suelo, y solo posteriormente los autómatas celulares se convirtieron en software. La máquina creada por Núñez vuelve a traer el mundo del Game of Life a nuestra realidad material. Nuñez pertenece a una tradición larga aunque menor en el arte, la del escultor de máquinas, personificada por artistas tan dispares como Duchamp, Takis, Tinguely e Ihnatowicz. Lo que une a este grupo es un deseo de conectar con realidades electrofísicas fundamentales, y de trabajar de manera artesanal y manual, utilizando como paleta los componentes mecánicos, electromecánicos y electrónicos, para producir artefactos que tienen una naturaleza performativa. Propagaciones es significativa por el hecho de que no contiene ninguna tecnología digital, recordándonos que la microelectrónica no es la única materialización de la informática automatizada. La instalación consiste en 50 robots idénticos y rotativos colocados en la cima de unas barillas. Cada pieza tiene una luz, y un sensor que puede captar la iluminación de otras piezas vecinas. Cuando un sensor percibe luz, provoca que el robot comience a rotar. Su emisor de luz será a su vez captado por otras piezas, que también comenzarán a girar. Aparecen comportamientos emergentes colectivos que el público puede variar enfocando una linterna sobre alguno de los sensores lumínicos. Esta bella instalación rescata los orígenes de la Vida Artificial y lo lleva al terreno de la instalación artística.

Sobre el autor

Nace en Buenos Aires, Argentina, en 1975. Ingeniero de sistemas y diseñador de imagen y sonido, cursa la licenciatura en artes electrónicas en la Universidad Nacional Tres de Febrero (Buenos Aires). Trabaja como colaborador en la programación de “Cultivos estocásticos”, una obra de Mariano Sardón, (2005), en postproducción de imagen en video en “Imágenes de la década peronista”, una obra de Gabriela Golder, (2005). Ha trabajado como editor en varios canales de televisión e impartido la asignatura “imagen electrónica” en la cátedra Laurence Bender de la Universidad Nacional Tres de Febrero. Actualmente es director y editor de la productora Carburando.