Posted by on Nov 24, 2014 in | 0 comments

Pinokio es una obra que explora el potencial expresivo de la robótica computerizada. Una lámpara de escritorio cobra vida al encenderse poniendo en marcha lo que se observa como una amplia gama de comportamientos. Pinokio reacciona a su entorno gestualmente: alza la mirada, examina el ambiente, y demanda la atención de aquellos que le abordan, tratando de atraer al espectador con sus ademanes. Siendo una objeto común, una lámpara, el visitante no tiene reparo en acercarse y tratar de entender la cercanía de su lenguaje mímico. Se trata de un robot simpático, alegre y afable, que parece observar e interpretar de un modo llano el escenario que le rodea. Esta versatilidad de expresiones y la respuesta a su entorno se produce debido a la programación en Processing, Arduinos y un algoritmo de control de visión. Cabe preguntarse si Pinokio es solo una lámpara, con una utilidad concreta y un comportamiento funcional, o si por el contrario nos encontramos con una entidad sensible y consciente, en comunicación con su entorno. Adam Ben-Dror toma a Luxo Jr. como referencia inmediata, el protagonista del cortometraje de Pixar creado en 1986 por John Lasseter. Pinokio alude además a “Ultimate Machine”, la máquina que se apaga sola ideada en 1952 por Claude Shannon y Marvin Minsky.

Sobre los autores

Adam Ben-Dror se ha graduado recientemente en la Escuela de Diseño de la Universidad Victoria de Wellington. También estudió durante un año en la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburgh (Pensilvania). Crea objetos hermosos diseñados para suscitar el debate, hacer reflexionar o simplemente producir placer. Su obra abarca la amalgama del arte, el diseño y la tecnología, y explora las fronteras entre lo puramente funcional y lo caprichoso. En su obra utiliza a menudo tanto el mundo físico como el digital, combinando bits y átomos. En la actualidad, Adam imparte clases en la Universidad de Victoria y está cursando una formación sobre Diseño de multiespecies.

Shanshan Zhou es diseñadora multimedia. Sus intereses abarcan un amplio abanico de campos creativos. Uno de sus principales ámbitos de interés es la animación y el diseño interactivo, y considera que la programación creativa es una forma de expresión única y poderosa. A Shanshan la apasiona crear proyectos que combinen el arte y la tecnología, y le permitan desafiar y cuestionar la percepción humana de los medios digitales.