Posted by on Nov 24, 2014 in | 0 comments

Parasite es una máquina que se nutre de la energía humana. Se trata de un mecanismo que incorpora una serie de atributos que le permiten producir energía cinética del movimiento muscular. Parasite se dispone como un tablero transparente colocado en una superficie que incluye dos estaciones situadas en una posición paralela. Cada una de estas estaciones consta de un dispositivo que permite sujetar el brazo del participante, que lo aferra y asegura con fuerza para llevar a cabo el proceso. Parasite permite conectar una serie de electrodos en el brazo con el fin de estimular los músculos eléctricamente y crear un movimiento involuntario. Una vez que extrae suficiente energía para abastecerse el mecanismo detiene su actividad y se carga autónomamente. Si el usuario decide liberarse de Parasite tendrá que persuadir a otro usuario para que le sustituya. El artista pretende crear con Parasite un sistema sea capaz de conseguir energía a través de este proceso, estableciendo un bucle de relaciones entre usuario y máquina. Pedro Lopes se interesa en este proyecto en la integración de la máquina con el humano y cómo diseñar mecanismos híbridos sostenibles, que cuenten con cierto grado de autonomía. Pedro Lopes plantea en sus proyectos desarrollos y prototipados de interfaces inmersivas, e investiga las cualidades de los mecanismos de retroalimentación muscular, con referencias a las últimas investigaciones en neurociencia y en ciencias de la computación.

Sobre el autor

Pedro Lopes (1986, Portugal) es científico computacional, artista y desarrollador de hardware. Se doctoró en el Laboratorio de Interacción Hombre-Máquina de Patrick Baudisch en el Instituto Hasso Plattner (Potsdam, Alemania). Durante su estadía en el centro, Lopes diseñó y desarrolló prototipos de dispositivos que transforman el cuerpo en una interfaz de entrada/salida mediante la detección y la estimulación muscular. Esta investigación suscitó el interés de medios de comunicación muy conocidos como NBC, Discovery Channel, NewScientist o Wired, y lo condujo a publicar en ACM CHI, UIST y SIGGRAPH. Su interés se centra en la colisión entre al arte y la ciencia y en la investigación artística inspirada en la neurociencia, la performance y la computación. Ha intervenido como artista sonoro en Transmediale (Alemania), la Fundación Serralves (Portugal), la Casa da Música (Portugal) y Fylkingen & Future Places (Suiza), y colabora con numerosos artistas sonoros y visuales: Zíngaro, DJ Sniff, André Gonçalves, Ferrandini, Manuela São Simão y en conjuntos con William Winnant (Zorn’s Cobra) y Reinhold Friedl.