Posted by on Nov 29, 2012 in |

Las técnicas y discursos de la vida artificial llevan casi dos décadas entusiasmando a los artistas. Los métodos de manifestación de este fenómeno han adoptado diversas formas, en muchos casos altamente biónicas, y el resultado se ha representado con frecuencia como animaciones o imágenes estáticas. En Noisefold 2.0, Stout y Metcalf han producido una manifestación visual abstracta que conserva las marcas de la analogía biológica. Un complejo sistema computacional generativo basado en Alife crea un flujo de datos en tiempo real que se manifiesta simultáneamente en tres pantallas de vídeo y una salida de audio. Los artistas manipulan en tiempo real el resultado dinámico de su sistema, moldeándolo como sonido e imágenes en movimiento. Su papel va más allá del de meros intérpretes y, al igual que los domadores de circo, inhiben comportamientos extremos (o los cambios derivados de estos), moldeando las variables de su sistema hasta lograr un resultado representativo multimodal.

 

Sobre los autores

David Stout
David Stout es artista audiovisual, director de vídeo e intérprete dedicado la investigación de la síntesis entre los distintos medios y los enfoques interdisciplinares hacia los nuevos géneros que conectan el arte, el diseño y la ciencia. Entre los galardones que Stout ha recibido cabe destacar el New Mexico New Visions Award (2007), el Harvestworks Interactive Technology Award y el Sun Micro Systems Award for Academic Excellence (2004) y las nominaciones al USA Artist Fellowship (2008), el International Media Art Prize (2004) y el WTN World Technology Award (2003). Desde 2002 mantiene una estrecha colaboración con su socio creativo Cory Metcalf, con quien estudia las posibilidades estéticas de los sistemas generativos evolutivos, las redes de vida artificial y los entornos simulativos.

Cory Metcalf
Artista especializado en la imagen en movimiento y el sonido. Sus intereses abarcan desde el campo de la biomímesis a la representación del teatro aéreo, así como la técnica vocal extendida y la música noise instrumental. Algunas de sus obras, como Sensor Swarm (2002), evidencian su interés por la computación física. Sensor Swarm es una performance/instalación interactiva que percibe la presencia y el estado anímico del público para moldear un ambiente auditivo compuesto por samples de grabaciones de chicharras que ponen de manifiesto la influencia de los seres humanos (por lo general de manera inconsciente) a su entorno. In Progress Archipelago es un proyecto de investigación sobre nuevos medios llevado a cabo junto a Cory Metcalf en el que también participan colaboradores del Instituto de Santa Fe y el Scripps Oceanographic Institute.