Posted by on Oct 16, 2013 in |

El teléfono móvil supone para la mayoría de nosotros un aparato de uso práctico, un dispositivo que sustituye o extiende nuestra voz y presencia. No obstante, los artistas brasileños Radamés Ajna y Thiago Hersan parecen considerar los dispositivos móviles de un modo distinto. Intrigados por las posibilidades de la comunicación entre máquinas, con el dinero del premio y el apoyo que acaban de recibir a través de VIDA 15 los artistas desarrollarán MEMEMEME. El proyecto MEMEMEME que se plantea crear consiste en cuatro teléfonos móviles y cuatro brazos robóticos con un mecanismo de articulación de cuatro grados. Cada brazo y teléfono móvil correspondiente estará controlado por un software de visión. Al combinar el hardware del brazo articulado con un software rediseñado que suele utilizarse para reconocer caras humanas, los artistas pretenden crear un sistema en el que nuestros teléfonos móviles puedan comunicarse como solíamos hacerlo antes de que los inventáramos, es decir, “cara a cara”.