Posted by on Dic 8, 2014 in | 0 comments

La provocativa obra de Benjamin Grosser, artista radicado en Chicago, explora las implicaciones sociales, culturales y políticas de nuestra era digital. La visión por ordenador se suele utilizar para extender la visión humana. Sin embargo, en su obra Grosser la utiliza para capacitar a los ordenadores para «ver». Grosser utilizó algoritmos de visión por ordenador y rutinas de inteligencia artificial para crear un software que habilita en un sistema informático un grado de voluntad que le permite decidir lo que le gustaría ver. Mientras observamos a una máquina mientras mira escenas de películas famosas como “2001:  una odisea en el espacio” de Kubrick, la obra nos alienta, en un tono humorístico pero inquietante, a reflexionar sobre la calidad y el carácter de la conciencia de la máquina. ¿En qué se diferencia la visión del ordenador de la nuestra? ¿Qué sugiere la visión artificial sobre nuestras propias formas de mirar, culturalmente evolucionadas? ¿Qué implicaciones tiene el que un ordenador vea por nosotros?

Sobre el autor

Las obras de Benjamin Grosser son experiencias interactivas, máquinas y sistemas que exploran las implicaciones culturales, sociales y políticas del software. Posee un Máster en Bellas Artes en la especialidad de Nuevos medios y un Máster en Música en la especialidad de Composición musical, ambos obtenidos en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, en cuya Facultad de Arte y Diseño imparte clases. Sus obras se han expuesto en los principales centros de arte y festivales internacionales, como el Eyebeam (Nueva York), The White Building (Londres), la Boston Cyberarts Gallery (Boston), el Telecom Italia Future Centre (Venecia) y el Northwest Film Forum (Seattle). A lo largo de este año, su obra también formará parte del FILE Festival de São Paulo (Brasil) y de Reality Check, en eFlux, Udine (Italia). La obra de Grosser ha sido seleccionada para formar parte Rhizome ArtBase y galardonada por las plataformas Terminal y Creative Divergents.