Posted by on Oct 16, 2013 in |

La instalación experimental del proyecto “Chromatographic Ballads”, de Martin Schneider y Ursula Damm, proporciona una imagen dinámica impresionante de cómo podemos experimentar nuestro entorno compartido en un futuro en el que los dispositivos de realidad aumentada ya no supondrán la excepción sino la regla para acceder al mundo. “Chromatographic Ballads” es un sistema que transforma las imágenes producidas por el aparato visual humano a través de dispositivos sensoriales interactivos y basados en electroencefalogramas. Imaginemos que recorremos una ciudad y el modo en que percibimos el paisaje y la gente a nuestro alrededor no se transmiten solamente a través de la vista y de los oídos, sino que utilizamos dispositivos de visión que, por ejemplo, combinan lo que vemos con recuerdos visuales, con otras imágenes basadas en nuestros intereses particulares, o con mensajes visuales y acústicos que nos envían otros objetos, otras personas o la misma arquitectura que nos rodea. De ese modo, todos experimentaríamos el mismo entorno urbano de modos muy distintos, y no obstante imbricados. El uso de pantallas móviles y dispositivos de audio (como smartphones y reproductores mp3) ya muestra el comienzo de semejante diversificación e individualización de experiencias en el espacio urbano. “Chromatographic Ballads” proporciona ideas sobre cómo una serie de sistemas más avanzados podrían moldear nuestra percepción del futuro, y nos obliga a reflexionar sobre las consecuencias que podrían tener para las interacciones sociales en tales entornos “aumentados”.