Posted by on Nov 29, 2012 in |

Esta obra supone la segunda versión de un proyecto cuya fuente de inspiración para la artista fue la lectura de un artículo sobre la tecnología de impresión en 3D para el desarrollo de órganos con fines médicos. La tecnología del prototipado rápido sigue su silencioso curso para convertirse en una de las técnicas de materialización claves del siglo, abriéndose camino en todos los campos, desde el diseño del propio entorno modular reciclable al desarrollo de vida sintética, tanto en lo conceptual como en lo real. La primera visión del proyecto de Kudla combinaba una célula indiferenciada de una planta y una impresora en 3D, de forma que el material vegetal se empleaba de forma mucho más básica como “bloque generador” de vida. Esta versión resulta interesante por el encuentro físico de la máquina de CNC con las pequeñas plántulas: la máquina traza un patrón a partir de semillas de mostaza de crecimiento rápido y algas verdes en un medio de cultivo gelificado transparente. Las primeras continuarán creciendo en él, y las segundas germinarán pasados unos tres días. Posteriormente, el cabezal de la impresora mimará de forma conmovedora las pequeñas plántulas mientras que continúa depositando material vivo en la superficie de cultivo. El patrón para el depósito se construye a partir de una simulación de la fractal de la superficie a la que se le ha denominado “modelo de crecimiento del edén” que, si bien recuerda a un nombre genérico para el relato de los orígenes de la vida, fue creado a principios de los sesenta por el biófísico estadounidense Murray Eden en el MIT para referirse a la doble dimensión del crecimiento de los sistemas tales como las colonias de bacterias.

Sobre la autora

La artista estadounidense Allison Kudla expone en la actualidad de forma permanente e imparte clases en el Centro de Arte Multimedia de la Escuela de Artes, Diseño y Tecnología Srishti de Bangalore (la India). En 2002 se licenció en Bellas Artes en la School of the Art Institute de Chicago, y actualmente cursa estudios de doctorado en el Centro de Artes Digitales y Medios Experimentales de la Universidad de Washington (DXARTS, por sus siglas en Inglés). En uno de sus proyectos más recientes Kudla ha estado experimentando para combinar la creación de patrones tradicionales y el cultivo de tejido vegetal para fabricar instalaciones vivas híbridas. En 2010 recibió la Mención de Honor del Arte Híbrido en el Festival Ars Electronica de Linz, Austria. La artista fue elegida para presentar el proyecto The Living Building en Interactivos? 10: Neighborhood Science/Lab to Lab Encounters en Medialab Prado, Madrid. En 2009 el Artist Trust le concede la Beca para Proyectos Artísticos Emergentes y Trasnsdisciplinares. En 2008 recibe la Mención de Honor de los premios Vida 11.0, Fundación Telefónica. Entre 2005 y 2007 es profesora e investigadora del DXARTS en la Universidad de Washington.