Posted by on Dic 3, 2012 in |

Camera Lucida investiga y permite visualizar un fenómeno natural poco conocido y explorado de forma marginal denominado “sonoluminiscencia”. Soluminiscencia consiste en la emisión de cortas descargas de luz condicionadas por la explosión de burbujas en un líquido excitado por sonido. En la instalación/observatorio la actividad se centra en torno a una esfera de cristal traslúcido que recrea el proceso, el cual sólo se puede visualizar en la más completa oscuridad. El espacio inmersivo y perceptual que los artistas proponen descubre por medio del artificio lo efímero y esotérico oculto en la naturaleza, haciéndolo real y tangible. Este proyecto evoca territorios por explorar en el reino de lo invisible y cuestiona la materialidad reductora en favor de lo efímero y volátil.

Trayectoria

Evelina Domnitch y Dmitry Gelfand crean entornos de inmersión sensorial que fusionan la física, la química y la ciencia informática con prácticas filosóficas poco habituales. Los descubrimientos actuales, en particular aquellos relativos a los fenómenos de olas, son utilizados por los artistas para examinar cuestiones de percepción y de perpetuidad. Tales investigaciones son fundamentales puesto que la imagen científica del mundo, que sirve como base para el pensamiento contemporáneo, aún no puede abarcar la obra irregistrable de la conciencia. Después de descartar todo tipo de medios fijos y de grabación, las instalaciones de Domnitch y Gelfand existen como un fenómeno de transformación constante ofrecido para su observación. Casi todas las obras de Domnitch y Gelfand requieren un cierto periodo de adaptación de la retina a la oscuridad, antes de que se descubra todo un abanico de detalles luminosos. Sin la oscuridad, la luz sería invisible, al igual que lo sería el horizonte delicado de los sistemas de energía convergentes de los que emana la luz. Para poner en práctica estos procesos efímeros, los artistas han colaborado con diversos laboratorios científicos en Japón, Alemania, Rusia, Bélgica, Bielorrusia y los Estados Unidos. En 2002, obtuvieron un puesto como artistas residentes en IAMAS (Institute of Advanced Media Arts and Sciences), Japón. Camera Lucida se exhibió por última vez en V2, Rotterdam (2007).