Posted by on Ene 21, 2014 in Noticia | 0 comments

 Gallery 400, el espacio expositivo de la Universidad de Illinois en Chicago (UIC), presenta desde el 17 enero hasta el 1 de marzo la exposición Ghost Nature, comisariada por Caroline Picard, en la que participan una veintena de artistas, entre los cuales cabe destacar a Agnes Meyer-Brandis (ganadora del Segundo Premio en VIDA 15.0) y el colectivo Art Orienté Objet (Marion Laval-Jeantet y Benoît Mangin, ganadores del Tercer Premio en VIDA 14.0).

La exposición plantea la imposibilidad de alcanzar el ideal romántico de la comunión con la naturaleza como entorno ajeno a la acción del hombre. Este deseo, que aún se mantiene, se convierte en “el cosquilleo de un miembro amputado”, una mera ilusión que no obstante guía nuestra relación con el medio natural. Los artistas seleccionados por Picard exploran los límites de este contacto entre el ámbito de lo humano y lo no-humano, así como la manera en que sometemos a la naturaleza a nuestros deseos. En este contexto, el trabajo de Art Orienté Objet May the Horse Live in Me ejemplifica el deseo de trascender lo humano y establecer una conexión con un animal: en una elaborada (y arriesgada) performance, Marion Laval-Jeantet recibe una transfusión de plasma de un caballo, que se combina con su propia sangre y produce ciertas alteraciones en su organismo. Por otra parte, el proyecto de Agnes Meyer-Brandis Moon Goose Colony propone una poética reflexión sobre las maneras en que los humanos modificamos el comportamiento de los animales por medio de adiestramiento, con el fin de emplearlos para nuestros propósitos, sean los que sean. Al trabajo de los artistas premiados en VIDA Arte y Vida Artificial se suma el de Sebastian Alvarez, Jeremy Bolen, Irina Botea, Robert Burnier, Marcus Coates, Assaf Evron, Carrie Gundersdorf, Institute of Critical Zoologists, Jenny Kendler, Devin King, Stephen Lapthisophon, Milan Metthey, Rebecca Mir, Heidi Norton, Akosua Adoma Owusu, Tessa Siddle y Xaviera Simmons.