Posted by on Dic 19, 2013 in Noticia | 0 comments

 

Hasta mediados de mes, el Festival Nemo 2013 acoge en Le Centquatre de Paris la escultura sonora Cycloïd-E del colectivo suizo Cod.Act. Esta pieza, compuesta por una serie de piezas tubulares dispuestas en sentido horizontal activadas por un motor, genera en sus movimientos un particular sonido, que resulta inesperadamente armónico. Los artistas parten de su interés por los mecanismos que generan movimientos ondulatorios para crear esta escultura: cinco tubos metálicos unidos entre sí cuentan con fuentes de sonido y sensores que les permiten emitir diferentes sonidos en función de sus rotaciones.

La escultura ejecuta una serie de movimientos rítmicos, como una danza, que crea, según lo describen los artistas, “una obra única, cinética y polifónica, similar al «Ballet cósmico» al que se refiere el físico Johannes Kepler en su Música de las esferas de 1619.” Esta obra se enmarca en la reflexión acerca de las posibles interacciones entre el sonido y el movimiento que desarrollan los artistas desde 1999, empleando dispositivos electrónicos e inspirándose en la estética de la maquinaria industrial. En este sentido, Cycloïd-E enlaza con Pendulum Choir, la obra que con la que Cod.Act obtuvo una Mención Honorífica en VIDA 14.0, y que consiste en una pieza coral para nueve cantantes situados en plataformas hidráulicas que se mueven en función de las modulaciones de la voz de cada miembro del coro.