Posted by on Feb 4, 2014 in Noticia | 0 comments

Hasta el 10 de febrero puede verse en el GAK (Gesellschaft für Aktuelle Kunst) de Bremen la exposición Rauchwolken und Luftschlösser (“nubes de humo y castillos en el aire”), comisariada por Dennis Paul y Andrea Sick. Esta muestra colectiva se centra en la observación de las nubes como un fenómeno natural efímero, un efecto de la acción del hombre en el medio natural y también una inspiración para los sueños y aspiraciones del ser humano. En opinión de los comisarios, las nubes y los “castillos en el aire” crean espacios temporales que “sólo pueden ser espacios en cuanto reciben el impacto de la presencia de las cosas, las personas y las circunstancias que los rodean.” Partiendo de este concepto, Paul y Sick reúnen la obra de ocho artistas que introducen aspectos efímeros y también poéticos en su trabajo.

Encabezan la selección de artistas de esta muestra tres ganadores de las recientes ediciones de VIDA: Ralf Baecker (ganador del Segundo Premio en VIDA 14.0), Kerstin Ergenzinger (ganadora del Primer Premio en VIDA 15.0) y Agnes Meyer-Brandis (ganadora del Segundo Premio en VIDA 15.0), acompañados por Hannes Waldschütz, Studio NAND, Mikael Mikael, Hannes Hoelzl y Lucas Odahara. En Studie zur Sehnsucht, Kerstin Ergenzinger presenta una instalación reactiva formada por una serie de piezas que forman un paisaje imaginario y reaccionan a estímulos del entorno, modificando la morfología del conjunto. La artista describe la pieza como un conjunto de “máquinas anhelantes” que tratan con “el concepto de la nostalgia, en relación a las ideas humanas de la naturaleza y el paisaje, simbolizados en este caso por una cadena de montañas.” Rechnender Raum, la “máquina invertida” de Ralf Baecker expone sus procesos de cálculo quedando al mismo tiempo fuera del control o la comprensión del espectador. Según afirma Baecker: “a pesar de que […] básicamente muestro cada bit (dígito binario) de la máquina, su transparencia no ayuda a entenderla. Su comprensión no se encuentra al alcance de nuestra percepción” (ver entrevista con el artista en el blog de VIDA). Por último, The Moon Goose Colony de Agnes Meyer-Brandis constituye un complejo trabajo en el que la artista busca llevar a cabo un imaginario viaje a la Luna en una máquina voladora tirada por gansos (ver “Gansos en la República de la Luna”). El trabajo de estos tres artistas propone, así, una reflexión acerca de aquello que es efímero, inalcanzable y a la vez está muy presente en nuestra vida cotidiana.