Posted by on May 31, 2013 in Noticia | 0 comments

El día 13 de junio, los artistas Revital Cohen y Tuur van Balen (galardonados en VIDA 14.0) presentarán en Work Space Brussels su reciente proyecto 75 Watt, que explora las dinámicas de la producción industrial de objetos de consumo y en particular la coordinación de los trabajadores en una cadena de montaje.

Los artistas han creado un producto diseñado específicamente para ser elaborado en China. La función del objeto es establecer una determinada coreografía, que es ejecutada por los trabajadores al manufacturarlo. De esta manera, los movimientos mecánicos de los operarios, “robotizados” en la ejecución de una serie de tareas repetitivas día tras día, son reinterpretados como una danza. El objeto en sí pierde sentido una vez ha sido ensamblado, puesto que es el proceso de su creación el que determina su finalidad, y a la vez el trabajador se ve convertido en el objeto involuntario de una serie de acciones que le son impuestas por las instrucciones de montaje.

Ejecutando la coreografía concebida por Alexander Whitley, un grupo de participantes ensamblaron un total de 40 objetos en una fábrica de Zhongshan (China). La acción ha sido recogida en un vídeo y una serie de fotografías que forman parte (junto con los objetos) de la acción artística. La inutilidad del producto manufacturado y las extrañas acciones que los trabajadores se ven forzados a ejecutar plantean una reflexión acerca de la deshumanización que impone la producción en serie y la cuestionable necesidad de muchos de los objetos de consumo que nos rodean.